Queridos lectores, en esta ocasión quiero compartir con ustedes una de las preguntas existenciales más comunes a las que un inmigrante se enfrenta cuando llega a un lugar como la ciudad de Montréal con tantas oportunidades y cosas por hacer. Esta pregunta filosófica a veces no es fácil de responder tan rápido como uno quisiera.

El asunto es que, cuando cambias de una realidad a la otra tan súbitamente, tu mente empieza a jugarte trampas sobretodo en los primeros días: te despiertas pensando que tienes que ir a trabajar, sueñas a tu jefe pidiéndote reportes o que tienes que hacer un bonche de llamadas, pero de hecho, esa rutina ya quedó atrás. Entonces, te das cuenta que tu ritmo de vida debe ajustarse a la nueva realidad.

Para tal caso, esto no significa que no tienes “nada que hacer” o que “estás de vacaciones”, aunque en cierto modo sí lo estás (dependiendo del punto de vista de cada persona), hay muchísimas cosas que un inmigrante debe ajustar a su rutina diaria, una de ellas es por supuesto ESTUDIAR. Y lo pongo con letras mayúsculas porque aunque no lo crean, es una gran responsabilidad y a veces no es del todo fácil aceptarla.

Para empezar con las recomendaciones, debo decirles que los estudios deben formar parte de su proyecto de vida en todo momento y para el caso de los inmigrantes a una provincia como Québec o a un país como Canadá, lo primero es tener estudios en los idiomas correspondientes porque éstos son tu primera puerta de acceso a tu nueva vida en todos los sentidos, desde saber qué comprar para comer, hasta prepararte para una entrevista de trabajo.

En Québec por ejemplo, los apoyos a los inmigrantes para que se superen en el francés son múltiples, el programa de francisation es sumamente importante porque con ella, no sólo estudias francés al estilo quebecois, sino que también tienes la oportunidad de adentrarte a la cultura y los valores de los empleadores y empleados de las compañías y gobierno de esa provincia. Para que conozcan un poco más acerca de lo que estoy hablando, les recomiendo visitar el siguiente website.

Por otro lado, debo aconsejarles fuertemente también que el tener estudios certificados en alguna profesión o tema que dominen, es una excelente inversión para su futuro próximo, ya que los empleadores siempre buscan a gente que tenga estudios en Canadá. Déjenme decirles con gusto, que si escogen Québec como su opción para inmigrar, ésta es la provincia con los costos más bajos y mejores apoyos a los nuevos residentes, échenle un vistazo a las siguientes universidades, que por cierto, son reconocidas a nivel mundial y en donde encontrarán también un excelente ambiente para hacer relaciones públicas productivas:

Cómo se pudieron dar cuenta, esta nota es la parte 1 de 2, ya que mientras la escribía me di cuenta de que el tema era demasiado largo como para abarcarlo todo y darles la coordenadas correctas. La próxima vez que nos leamos, trataré el tema del empleo, el cual estoy seguro que es de gran interés para todos.

Como siempre, estoy abierto a sus comentarios y dudas.

 

3 Responses to “¿Qué fue primero? ¿Trabajar o estudiar? (Parte I)”

  1. Daniel dice:

    Muy interesante el post, personalmente creo que lo mas importante apenas llegas a Canadá (mi plan post migración) es mejorar los idiomas por todo eso de modismos y diferencias del que aprendes en tu país de origen, pero considero que es mejor iniciar un trabajo de forma paralela así sea de un nivel mas “bajo” de lo habitual y ver que rama de tu profesión es mejor o mas cómoda para ingresar a estudios superiores o tal vez técnicos.

  2. Mónica dice:

    Buenos días, navegando por la web me que quedado gratamente sorprendida por la existencia de este blog. Muchas gracias a sus creadores.
    Sobre el tema tratado, considero que lo que señalas que pasará al llegar a Canada, será inevitable para todos los que somos profesionales en nuestro país de origen y que con varios años de experiencia profesional hemos desarrollado una rutina y estilo de vida. Sin embargo, aunque el proceso sea díficil (y más aún sino tenemos muy bien consolidado el idioma), estoy convencida que el cambio será para mejor y que los logros que alcancemos serán sólo fruto de nuestro esfuerzo. No voy a mentir, tengo miedo, pero Dios sabe cuanta expectativa y ganas tengo de estar allá. Por favor, agradeceré muchisimo si puedes ilustrarnos más sobre las opciones que tenemos para perfeccionar el frances e inglés, centros, costos, etc. y como dice el amigo Daniel, tipo de oficios que podamos desarrollar mientras estudiamos. Mi esposo y yo llegaremos a Québec Ciudad Capital, pues el desea vivir cerca a la universidad Laval y la mayor información que tenemos es sobre Montreal. Desde ya muchas gracias.

    • En la Ciudad de Québec, por los comentarios que he escuchado, los cursos de francés en la Université Laval son excelentes. Nunca los tomé personalmente pero aún así me atrevo a recomendarlos ampliamente.




Visite nuestro sitio web www.artim.ca/es Visite nuestro sitio web www.artim.ca/es